domingo, 1 de diciembre de 2013

La rata de piedra


LA RATA DE PIEDRA
Autor Anónimo
 rata, caricatura

Un desocupado entró en una tienda de piedras y minerales de mil colores en el centro de Lima, a pocos metros de la esquina formada por la Colmena y el Jr. Camana, cerca a Ocoña …. Entre loros y papagayos de silencios bullangueros y hermosas grutas de minerales azulados destacaba una escultura primorosamente tallada…  una rata, muy realista…. No tenía la etiqueta con el precio pero el desocupado decidió que le gustaba y que la compraría pese a sus limitaciones …

Llamó al dueño de la tienda y le preguntó: ¿Cuánto pide por esta rata tallada en esa extraña piedra?
Y el propietario le dijo…. Muy barato amigo… lo caro es la historia de la rata …. Por el tallado 100 soles pero por la historia 1,500….

El desocupado pagó los 100 soles y le dijo al dependiente: “Me llevo sólo la rata,  no me interesa la historia.”

Salió de la tienda hacia la derecha… como yéndose al Queirolo y, de repente, observó que le empezaban a seguir una cierta cantidad de ratas reales, vivas, que salían de los escondrijos y las alcantarillas de Quilca. El desocupado se sintió desconcertado y empezó a caminar más rápido en dirección a Wilson … la cantidad de ratas vivas que le seguían se convirtió en una marea de animales chillando y con aspecto amenazador ….

Desesperado el desocupado salió corriendo en dirección a una estación de colectivos que lo llevaban al Callao…. Se subió raudo, y el auto enfilo hacia La Colonial  y se deslizo a toda velocidad por el asfalto de la avenida…. El desocupado miro hacia atrás y vio que las ratas podían contarse ahora por MILLONES y que corrían más y más rápido, tan rápido como el automóvil…. Por fin llegaron al Real Felipe … bajo y se fue directo a la Dársena y el desocupado presa del pánico, se acercó al muelle y tiró al mar la estatuilla de la rata … asombrosamente las ratas saltaron al agua y se ahogaron todas …

El desocupado pensativo y asustado volvió a la tienda de los coloridos minerales y el dueño, al verlo le dice: “Vaya, vaya, creo que ha vuelto para saber la historia, ¿no?”

NO -le dijo el desocupado- lo que quiero saber es si tiene usted también figuras de políticos, congresistas, banqueros y rectores... en especial de esos que anidan en la Asamblea Nacional de Rectores….


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada