sábado, 30 de julio de 2011

El Discurso Presidencial: ¿síntesis del pensamiento de Victor Andrés Belaunde, Haya de la Torre y Mariátegui?

El Discurso Presidencial: ¿síntesis del pensamiento de Victor Andrés Belaunde, Haya de la Torre y Mariátegui?

Por Daniel Bautista A.

Reflexiones ... ¿históricas y literarias? ... bueno yo diría anuncios de una propuesta que pretende ser síntesis del pensamiento de las generaciones del 900 y del Centenario ... y reto para las generaciones contemporáneas ...

No sé si Humala, o a lo mejor Nadine o los compañeros que están cerca, o los de la otra izquierda ... o los de la derecha diligentemente moderada no lo sé ... pero quién (es) escribió (ron) el discurso intentó una síntesis del Pasado y trató de mostrarnos una pintura integrada de este Perú ... trató, ¡!pero no lo logró ...¡¡

En el discurso hay algo más que pragmatismos coyunturales ... luces y oscuridades definen el paisaje... puede ser un amanecer gubernamental o quizás un atardecer político ... o apariencias de la nada ...

El mensaje conservador alternando con sus negaciones y éstas insurgiendo esperanzadoras ... hacen del Discurso un buen motivo para pesar cada palabra en la balanza de las estimativas políticas y sus proyecciones de muy diversa índole ... es necesario la estimativa de cada frase ... es imperativo ahondar en las connotaciones que subyacen en el encadenamiento de las ideas ... con las ofertas sin cifras ... es cierto sin dejar de ser promesas de un enamorado que aún no saborea la fruta madura ... que se ofrece pero no se entrega … por que se duda …

El invocar los valores de la Constitución del 79 ... algunos lo han asumido como el oportunismo provocador, otros una cortina de humo para eludir compromisos y explicaciones ... pero lo que no se puede negar es que si esa fue la intención ... los impulsos empecinados de la Historia hallaron la oportunidad de aprovechar las debilidades humanas, para hacer prevalecer el CONTRATO SOCIAL del 79 ... ojalá que la sensibilidad de nuestras juventudes perciban el mensaje ... no del Presidente Humala -dicho con todo respeto y consideración a su investidura- sino de esa Carta Magna que guarda la posibilidad de un Estado cuyo perfil lo definan las clases productoras ... es tarea para héroes sociales, misión para líderes comprometidos con esta realidad que busca un camino ...

Pero si fue invocada la Constitución del 79, si se afirmaron sus principios ello se hace reivindicando conceptos que son referentes para evaluar las decisiones de los políticos y las movilizaciones de los pueblos ...

Soberanía Nacional vs intereses de las Transnacionales ....
Orden Constitucional vs el Orden que impone el Mercado del capitalismo salvaje ....
Instituciones democráticas vs preeminencia de la violencia ... o la bolsa de monedas bíblicas ...

Pero, cambiando de perspectiva temática, también se citó el concepto de PATRIA de Víctor Andrés Belaunde ... personaje invocado por Cipriani en la Catedral de Lima en su Homilía de Fiestas Patrias ... ¿coincidencia o concordancia? ...

Repasemos la Historia … El discurso de Belaúnde al reivindicar lo hispánico se contrapone al mensaje de Gonzales Prada en el Politeama ... "No forman el verdadero Perú las agrupaciones de criollos y extranjeros que habitan la faja de tierra situada entre el Pacífico y los Andes; la nación está formada por las muchedumbres de indios diseminados en la banda oriental de la cordillera" ... ya Gonzales Prada predicaba INCLUIR a los que hoy, en gran número, eligieron a Ollanta Humala ...

Según Humala, la proclama de Víctor Andrés Belaunde en torno a la PATRIA "fue recogida por José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre para convertirla en pensamiento y acción."

No parece que Haya de la Torre sea un continuador de Víctor Andrés Belaunde ... aquí la liebre maulla ... cito a Haya de la Torre:
“Pero contra el indio estuvieron los españoles de ayer y de hoy. Las castas que se han sucedido en el poder, en el Perú, llevan a gala mantener la tradición heráldica. Condes y marqueses, por sangre o por espíritu, se han sucedido en el poder en el Perú desde hace muchos años. Nosotros tuvimos como prohombres un señor Piérola (25) [1], que soñó con ser emperador o, por lo menos, usó un casco imperial, llamándose “dictador y protector de la raza indígena”, mientras las tropas chilenas avanzaban triunfal y fácilmente sobre Lima. Ese señor Piérola, aristócrata hasta la medula, autoritario y vanidoso, fue jefe del partido “demócrata”. El jefe del partido “civil” fue don Manuel Pardo, ex presidente de la república, y el mayor de sus hijos lleva el título de marqués de Fuente Hermosa. Un hermano de ese individuo ha sido dos veces presidente del Perú, por derecho hereditario. El señor Leguía es marqués de Haro, por derecho y por espíritu. El señor José de la Riva Agüero y Osma es el presidente del partido Democrático, en el que milita una serie de señoritos aristócratas, letrados de oficio: Belaúndes, Miró Quesadas, Lajaras, etcétera. Ese señor Riva Aguero, que es el jefe de un partido por fortuna abortado, ha pagado casi cien mil pesos en España por la revalidación de un título de marqués que ahora usa con femenina coquetería en Madrid.” (O.C. Tomo I: Víctor Raúl Haya de la Torre; Por la Emancipación de América Latina: “La Realidad del Perú” (Carta a Julio R. Barcos, Buenos Aires) Londres 20 de junio de 1925), pág. 63/64)
Haya no es un hispanista como Belaunde ...el señorito aristócrata ...

Otra cita de Haya de la Torre ...
“Y esto no es de ahora; es el terror que domina desde hace mucho tiempo. las masacres de indios, las masacres de obreros, se han realizado en el Perú bajo todos los gobiernos, desde aquel teatral de Piérola, que se había hecho llamar, cínicamente “protector de la raza indígena” (29). Por eso es que nosotros estamos desterrados, porque hemos gritado contra tanto horror. Nosotros no estamos desterrados por líos de camarilla. Esta nuestra generación ha despertado de su sueño y de su borrachera de patriotismo y de frivolidad para ver bien en las entrañas de nuestra realidad. Ya se acabaron en el Perú las juventudes doradas engañosas y consagradas, con aquellos del señor de la Riva Agüero, marqués y jefe de unos partidos de señoritos, serviles al pasado, afeminados y ventrales. El gesto postrero de esa generación fue dado por un señor Belaúnde, que trato de arrastrar a los estudiantes, en 1921, a un ataque contra Leguía, en nombre de la defensa del Poder Judicial; es decir, defender al ladrón contra el bandido. El poder judicial, en el Perú, es lo más corrompido que puede darse. (30)[1]. Las palabras seniles y cínicas del presidente de la Suprema Corte, dichas a Leguía, sintetizan bien el grado de moralidad de aquella gente: “Vuestras dotes como mandatario que honran a la república y que admira la América entera”. Pues bien; a ese poder judicial de donde han salido en todo momento los ministros de gobierno, ejecutores de crímenes políticos, quería defender el famoso Belaúnde. Por fortuna, de aquel movimiento no queda nada. Con él termina esa generación joven de la burguesía que significaba el peligro de la resurrección de toda vieja casta. El Perú va buscando ahora su propio camino. Leguía esta en el poder, sobre todo, porque un instinto del pueblo le obliga a quedarse con el tirano antes que reemplazarlo con otro. En el tablado político de la clase dominante no hay más hombres. Todos son viejos, todos son malos, todos tienen ansias de poder, sin más visión que sus apetitos. El país espera una renovación. El Perú se prepara a redimirse definitivamente. A redimirse no solo del tirano, sino de la clase que él representa; a redimirse de la opresión y a cumplir al fin la justicia de cuatro millones de esclavos. Por eso no importa que el señor Leguía haya dicho a su agente en Buenos Aires, don Leopoldo Lugones, (31)[2] que la propagación de nuestras doctrinas revolucionarias significara la destrucción de la nacionalidad y hasta la lucha de razas. Para Leguía, la nacionalidad es el horror de la situación del Perú actual. Pero este pensamiento de Leguía pertenece a todos los hombres del Perú “distinguido”. Usted vera que el día que suene en el Perú la hora de la reivindicación del pueblo, de la redención del indio, de la verdadera revolución justiciera, se unirán automáticamente los encarnizados rivales de hoy. El señor Leguía, si es que para entonces vive, será el leader común. “¡La nacionalidad en peligro”, será el grito hipócrita de todos los grupos que ajustaran la solidaridad de clase. Ya no habrá tapujos; la lucha será clara, entre el minúsculo grupo de familias que explotan al pueblo del Perú y forman la clase dominante y el pueblo que lucha por su libertad. Entonces los señores Pardos, Aspíllagas, Prados, Benavides, Riva Agüeros, etcétera, formaran un solo bloque, serán el bloque de la burguesía, de los grandes propietarios, de la reacción, en alianza con el imperialismo yanqui.” (O.C. Tomo I: Víctor Raúl Haya de la Torre; Por la Emancipación de América Latina: “La Realidad del Perú” (Carta a Julio R. Barcos, Buenos Aires) Londres 20 de junio de 1925), pág. 68/70)




[1] (30) Entre los ministros de gobierno que el Perú recuerda está un señor Valcárcel, autor de una tristemente célebre masacre de enemigos políticos en el fuerte de Santa Catalina, siendo presidente el general Cáceres. Y el señor Valcárcel, miembro del foro, murió siendo vocal de la Corte Suprema de Justicia. Está también un señor Rafael Villanueva, autor de todos los atropellos durante el primer gobierno de Leguía, vocal también de la Corte Suprema. Esta también el doctor Leguía y Martínez, primo del actual agente del imperialismo yanqui en el gobierno del Perú, quien como ministro de gobierno deportó, encarcelo, etc., sin dejar de ser vocal de la Corte Suprema de Justicia. Esta también un señor Maguiña, ministro de gobierno de Leguía, coautor de destierros, arrestos, encarcelamientos y toda clase de abusos, vocal asimismo de la Corte Suprema de Justicia. Por entendido que cada uno de estos señores se ha reído de la ley y de las garantías individuales y de la Constitución y de todos los Códigos que forman algunos kilos de papel impreso en ciertos anaqueles oficiales del país. Y esto indica la calidad del poder judicial por el que el señor Belaúnde se sentía tan conmovido.- El Autor.
Cómo se puede apreciar, el encadenamiento que pretende Humala es forzado y falta a la verdad histórica; y … el futuro del Perú no se construye sobre falsedades leídas oficialmente ante el Congreso ...
Y en cuanto al pensamiento de José Carlos Mariátegui no hay nexo -que no sea el de la negación- con respecto a las reflexiones de Víctor Andrés Belaunde .. citamos unas lineas de: Ensayos de la Realidad Peruana "El Proceso de la Instrucción Pública"
“En el Perú, por varias razones, el espíritu de la Colonia ha tenido su hogar en la Universidad. La primera razón es la prolongación o supervivencia, bajo la República, del dominio de la vieja aristocracia colonial.
Pero este hecho no ha sido desentrañado sino desde que la ruptura con el criterio colonialista -vale decir con la historiografía civilista -, ha consentido a la nueva generación enjuiciar libremente la realidad peruana. Ha sido necesaria, para su entendimiento cabal, la quiebra de la antigua casta, denunciada por el carácter de secesión que quiso asumir el cambio de gobierno de 1919.
Cuando el doctor V. A. Belaúnde calificó a la Universidad como el lazo de unión entre la República y la Colonia -con la mira de enaltecerla cual único y esencial órgano de continuidad histórica-, tenía casi el aire de hacer un descubrimiento valioso. La clase dirigente había sabido hasta entonces mantener la ilusión intelectual de la República distinta e independiente de la Colonia, no obstante una instintiva inclinación al culto nostálgico de lo virreinal, que traicionaba con demasiada evidencia su verdadero sentimiento. La Universidad que, según un concepto de clisé, era el alma mater nacional, había sido siempre oficialmente definida como la más alta cátedra de los principios e ideales de la República.
Mientras tanto, tal vez con la sola excepción del instante en que Gálvez y Lorente, la tiñeron de liberalismo, restableciendo y continuando la orientación ideológica de Rodríguez de Mendoza, la Universidad había seguido fiel a su tradición escolástica, conservadora y española.
El divorcio entre la obra universitaria y la realidad nacional, constatado melancólicamente por Belaúnde -pero que no lo había embarazado para gratificar a la Universidad con el título de encarnación única y sagrada de la continuidad histórica patria-, ha dependido exclusivamente del divorcio, no menos cierto aunque menos reconocido, entre la vieja clase dirigente y el pueblo peruano. Belaúnde escribía lo que sigue: Un triste destino se ha cernido sobre nuestra Universidad y ha determinado que llene principalmente un fin profesional y tal vez de esnobismo científico; pero no un fin educativo y mucho menos un fin de afirmación de la conciencia nacional. Al recorrer rápidamente la historia de la Universidad desde su origen hasta la fecha se destaca este rasgo desagradable y funesto: su falta de vinculación con la realidad nacional, con la vida de nuestro medio, con las necesidades y aspiraciones del país (27). La investigación de Belaúnde no podía ir más allá. Vinculado por su educación y su temperamento a la casta feudal, adherente al partido que acaudillaba uno de sus más genuinos representantes, Belaúnde tenía que detenerse en la constatación del desacuerdo, sin buscar sus razones profundas. Más aún: tenía que contentarse con explicárselo como la consecuencia de un triste destino .
La verdad era que la colonia sobrevivía en la Universidad porque sobrevivía también -a pesar de la revolución de la Independencia y de la república demoliberal-, en la estructura económico-social del país, retardando su evolución histórica y enervando su impulso biológico. Y que, por esto, la Universidad no cumplía una función progresista y creadora en la vida peruana, a cuyas necesidades profundas y a cuyas corrientes vitales resultaba no sólo extraña sino contraria. La casta de terratenientes coloniales que, a través de un agitado período de caudillaje militar, asumió el poder en la República, es el menos nacional, el menos peruano de los factores que intervienen en la historia del Perú independiente. El triste destino de la Universidad no ha dependido de otra cosa
Como se puede constatar de las citas se concluye que entre Víctor Andrés Belaunde, Haya de la Torre y José Carlos Mariátegui hay una continuidad caracterizada por la negación de éstos con aquél, y los términos en que lo hacen ponen en duda lo expresado por el Presidente que juro invocando la Constitución del 79, por lo menos en ese extremo el concepto PATRIA, el que enarbola Victor Andrés Belaunde no es el mismo que propone y desarrolla Haya de la Torre, tampoco es la idea de Mariátegui ...


De: revolucionapra@gruposyahoo.com [mailto:revolucionapra@gruposyahoo.com] En nombre de JOSE LUIS CALDERON CASTRO
Enviado el: sábado, 30 de julio de 2011 11:52 a.m.
Para: REVOLUCION APRA; COMANDO HAYA; FRATERNIDAD INDOAMERICANA
Asunto: [revolucionapra] MENSAJE A LA NACION DEL SR. PRESIDENTE OLLANTA HUMALA TASSO.


MENSAJE A LA NACION
DEL SEÑOR PRESIDENTE
OLLANTA HUMALA TASSO



Recibo con humildad y profundo fervor patriótico el cargo de Presidente de la República.

Declaro ante el Congreso, ante los presidentes amigos aquí reunidos y ante el pueblo peruano que, fiel al mandato de las urnas y en pleno respeto al Estado de Derecho, dedicaré toda mi energía a sentar las bases para que borremos definitivamente de nuestra historia el lacerante rostro de la exclusión y la pobreza construyendo un Perú para todos, atento siempre, en los más frágiles de nuestros hermanos. Exigiré el mismo compromiso y la misma energía a todo el equipo que me acompaña en el Ejecutivo.

La democracia peruana será plena cuando la justicia y la paz social, la soberanía nacional y la seguridad de nuestras familias constituyan el zócalo de nuestra nación, cuando la igualdad sea patrimonio de todos y la exclusión social desaparezca aún en los lugares más remotos del país. Queremos que la expresión misma de exclusión social se borre para siempre de nuestro lenguaje y de nuestra realidad. Asumiré este reto con mi palabra y con mi vida.

Hace casi un siglo, en 1914, Víctor Andrés Belaúnde, uno de los grandes intelectuales y políticos del siglo XX, al terminar un discurso en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, lanzó a los jóvenes una proclama que era, al mismo tiempo, un grito de batalla y una demanda: ¡QUEREMOS PATRIA!

Esta proclama años después fue recogida por José Carlos Mariátegui y Víctor Raúl Haya de la Torre para convertirla en pensamiento y acción.Esa reivindicación de la patria y de la Nación ha sido, como ahora, el sueño encendido de generaciones y de pueblos.

Desde la fundación de la República, la patria constituye una aspiración al destino común, una esperanza, una promesa inacabada por la que el pueblo peruano ha estado siempre dispuesto a entregar su vida en la paz y en la guerra, para defenderla y para legarla a sus hijos
con orgullo y con fe.

La patria es nuestra Historia común, es el espacio donde todos los peruanos y peruanas queremos vivir en paz y en democracia. Por ello todos nos sentimos orgullosos de nuestra bandera, símbolo de nuestras luchas
y de nuestro amor a la paz.

Esta aspiración a una patria inclusiva es la que abre el camino al progreso social. Para hacerla posible nos presentamos ante el pueblo y por eso estamos aquí. Asumo este reto como un desafío y como una promesa que expreso hoy ante todos los peruanos, y especialmente ante mis hijos y ante todos los niños y niñas de este país, los que serán el Perú de mañana. Este es nuestro patrimonio más rico. Por ellos y para ellos voy a cumplir mi promesa de hacer de este país un lugar donde todos disfruten del mismo derecho a la plenitud y a la felicidad, a una vida digna y a una vejez protegida.

Peruanas y peruanos:

El cinco de junio una mayoría de ciudadanos expresó su deseo de que el crecimiento económico y la inclusión social marchen juntos para transformar nuestro país en una patria de oportunidades para todos.

El incremento desmedido de los conflictos, muchos de ellos absurdamente violentos, nos demuestran, día a día, que es urgente reparar las injusticias, corregir el rumbo y restablecer el diálogo en nuestra sociedad.

El Perú es un país plurilingüe y multicultural. Esta múltiple diversidad constituye sin duda nuestra mayor riqueza. Sin embargo, durante mucho tiempo ha existido un discurso y una práctica de la exclusión, del rechazo a la diferencia,
un tú no eres igual que yo, que cobijo
la discriminacion y la intoleranciancia.
Esto resulta cuando menos extraño porque los comportamientos excluyentes provienen muchas veces de quienes elogian nuestra diversidad cultural.

Pero, precisamente esa diversidad cultural proviene de entender, que nuestra nación es un crisol de razas y tradiciones. Son ellas las que sustentan, por ejemplo, nuestra extraordinaria gastronomía, hoy admirada y reconocida en el mundo. Porque somos diferentes, pero iguales en el fondo, labramos nuestra existencia en el trabajo y en el esfuerzo cotidiano. Somos mezcla y creatividad. Somos imaginación y trabajo. Y esta diversidad, que queremos integradora y no marginadora, constituye el fundamento
de nuestra riqueza.

Nuestro país trabajador, honrado y diverso, se encuentra fracturado y herido. Sufre el abandono de los políticos y de un Estado insensible, burocrático y centralista. Un Estado que le ha dado la espalda al interior del país, un Estado que sufre de mal de altura o soroche y que se niega a subir los andes y extenderse en nuestra amazonía. Un Estado acechado por la corrupción y el despilfarro, alejado de sus ciudadanos, incapaz de protegerlos de la violencia y la criminalidad.


Sueño con un Perú donde la vida no sea un riesgo, donde las ciudades sean espacios seguros donde el ciudadano se encuentre protegido. Para esto necesitamos más estado, más patria y que la corrupción sea sancionada.

La democracia expresó en las urnas un mandato y ese mandato debe ser honrado. Restablecer el valor de la palabra empeñada ante el pueblo constituye el eje de la recuperación de un sistema de valores éticos inherentes a la República.

Sin embargo, transformar el país no es tarea fácil. No solo porque el cambio es siempre una tarea de multitudes, sino porque también implica enfrentar y superar nuestros problemas, proponer una nueva manera de convivir. La realidad exige transformaciones para que la igualdad, la tolerancia, el reconocimiento de nuestra diversidad y un desarrollo que nos incluya a todos sea, al mismo tiempo, un acto civilizatorio y un compromiso colectivo. La realidad nos interpela diariamente y nos exige un nuevo contrato social que haga posible la convivencia armoniosa de todos los peruanos.

Evoco aquí nuevamente la figura de Haya de la Torre y su legado, plasmado singularmente en la Constitución de 1979, la ultima constitución de origen democrático, a la que muchos no la han respetado y por eso la olvidan, que constituye para mí una verdadera inspiración por su contenido nacional, democrático y de libertad.

El gran Nelson Mandela, en un célebre discurso pronunciado en el marco de la UNESCO, afirmó, con la convicción que lo caracterizaba, que la igualdad, la equidad económica y la justicia social eran la base de toda democracia. El dijo: No hay democracia con miseria, no hay democracia con asimetrías sociales. Y porque creo en la justicia de esta frase, yo he jurado respetar y defender la democracia. Fortalecerla en sus valores igualitarios para hacerla legítima ante el pueblo y así será.

Hoy ante ustedes ratifico este juramento. Quiero que vean en mí a un verdadero soldado de la República, a un celoso guardián del Estado de Derecho y a un defensor de los derechos humanos y de la libertad de prensa y de expresión.

El historiador Jorge Basadre afirmaba ya en 1931 que el Perú debía terminar su proceso de formación histórica. Dentro de él, vinculado más que nunca al continente y a la humanidad, el país debe encontrar su realidad y su solución. Por eso, para buscar y encontrar una solución integradora para ese Perú, para nuestro Perú de compartimentos estancos que describe Basadre, proponemos una Gran Transformación, el inicio de una nueva época, que no es otra cosa que una nueva convivencia entre todos los peruanos.

Nuestra administración será un gobierno para todos.

Las características de este gobierno pueden resumirse en los siguientes términos: reforma, democracia, libertades, inclusión, redistribución, crecimiento, paz con justicia, seguridad, descentralización, transparencia, soberanía y concertación.

Nuestra voluntad no es la de copiar modelos, queremos, como Basadre que el Perú deje de ser el espacio problemático que era y sigue siendo, queremos para ello construir un camino propio, un modelo peruano de crecimiento con estabilidad, democracia e inclusión social. Tomaremos como ejemplo lo bueno de otras experiencias, pero como decía el amauta José Carlos Mariátegui, no habrá calco ni copia sino creación heroica.

El mandato al que hicimos referencia exige responsabilidad en la conservación de los valores sociales, económicos y culturales de lo realizado hasta ahora y que son un patrimonio de todos.

Por esa razón, mantendremos y consolidaremos un crecimiento sano de la economía y sus estándares macroeconómicos; respetaremos las reglas fiscales para afrontar eventuales crisis externas o desastres naturales; la construcción de las obras de infraestructura, grandes y pequeñas; los programas sociales; la promoción del turismo y de la cultura peruana y honraremos los acuerdos comerciales con países y bloques amigos.

Fomentaremos una economía nacional de mercado abierta al mundo que haga realidad nuestro compromiso de crecimiento con inclusión social y democracia.

Esto implica que el Estado sirva como promotor no solo del crecimiento, sino también del progreso social. Priorizando educación, salud y nutrición infantil, mejorando las condiciones de trabajo, particularmente los CAS y Servicios No Personales.Invirtiendo en infraestructura, en escuelas, en postas médicas, en Cunas y mejorando el salario básico.

Un Estado que utilice sus recursos para ayudar a regularizar la informalidad, que ofrezca crédito ventajoso para los pequeños y medianos empresarios y que facilite el espíritu emprendedor de los peruanos que desea abrir su negocio y prosperar.

Quiero aprovechar aquí para transmitirles que el Salario Mínimo Vital de los trabajadores sujetos al régimen laboral de la actividad privada tendrá un aumento inmediato de 75 soles a partir de agosto y de 75 soles más en 2012, para alcanzar así los 750 soles.Pero estos aumentos deben propiciar un proceso continuo de revalorización del salario básico ligado a la productividad y al crecimiento económico, relacionado con una política global de reducción de la informalidad y de preservación y fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas.

Nuestro desafío es realizar esta gran transformación de manera gradual y persistente para que no se acompañe de presiones desestabilizadoras de nuestros equilibrios presupuestarios y macroeconómicos.

Nuestro ideal de cambio no se concibe sin concertación, sin diálogo político y sin el protagonismo de la gente. Con ese propósito, instalaremos un Consejo Económico y Social, en base al actual Acuerdo Nacional cuyas políticas hemos suscrito. Este Consejo será dirigido desde la Presidencia de la República con el acompañamiento del Presidente del Consejo de Ministros, y estará integrado por empresarios, trabajadores y representantes de la sociedad civil. Se abocará a elaborar estudios para la implementación de políticas públicas del gobierno y tendrá un carácter consultivo.

Hacer de la inclusión social una prioridad exige que el conjunto de los programas sociales sean agrupados y articulados en un Ministerio de Desarrollo y de Inclusión Social, para que el desarrollo pueda llegar efectivamente a los que más lo necesitan.

El programa JUNTOS será extendido progresivamente hasta alcanzar los 800 distritos más pobres del país.

Los adultos mayores en situación de pobreza y que no reciben ningún beneficio del Estadodeben recibir la solidaridad de la nación. Hogares donde a la edad avanzada se conjuga el sufrimiento de la pobreza, exigen una acción social impostergable. A esos hogares haremos llegar los 250 soles del programa PENSIÓN 65. Su implementación será inmediata y alcanzaremos los 800 distritos más pobres del país progresivamente.

El programa Cuna Más para los niños de 0 a 3 años también se aplicará gradualmente y en los 800 distritos de pobreza extrema del Perú,hoy en la base del programa Juntos. El combate a la desnutrición infantil será una prioridad, apoyado en la implementación de un programa de nutrición infantil que comprenderá desayunos y almuerzos en las escuelas.

Haremos los esfuerzos que sean necesarios para que se alcance en todo el sistema educativo la jornada de 8 horas de estudio e incentivar la cultura del deporte y la recreación, potenciando las competencias interescolares en el campo de la cultura y las disciplinas deportivas, como respuesta al alarmante dato que más de un tercio de alumnos en las grandes ciudades del Perú corren riesgo de obesidad.

Iniciaremos el programa Beca 18, que integrará los programas existentes y que permitirá que los jóvenes de bajos recursos económicos y con alto rendimiento escolar puedan continuar sus estudios de nivel superior en instituciones públicas y/o privadas, en programas universitarios o de técnicos superiores.

Reforzaremos el sistema de acreditación universitaria. Los títulos a nombre de la nación que en algunos casos prácticamente se regalan, tendrán un riguroso procedimiento nacional en salvaguarda de la calidad educativa.

En el ámbito de Salud, fortaleceremos el sistema de salud e instalaremos el Sistema de Atención Móvil de Urgencia (SAMU) con una experiencia piloto en Lima y tres capitales de departamento y la creación de un Programa de Facilitación de Acceso a Genéricos de Calidad.

Reforzaremos la atención primaria en salud en los distritos más pobres del Perú.

En los próximos 5 años construiremos hospitales en cada una de las 50 capitales de provincia donde aún faltan.Haremos así realidad nuestro compromiso de tener por lo menos un hospital en cada provincia del Perú.

Los campesinos del Perú y, en general los pobres del campo, serán objeto de prioridad. AGROBANCO captará recursos para el otorgamiento de créditos a la agricultura familiar, y estableceremos módulos de desarrollo agrario accesibles a las distintas formas de asociaciones agrarias y de productores.

El Perú establecerá una nueva relación entre el Estado y el mercado, distinta de las fracasadas recetas extremas del Estado intervencionista o del Estado mínimo y excluyente. En esa nueva relación, el Estado será un promotor de la inversión y del desarrollo, garante del ejercicio de los derechos y libertades, impulsor de las oportunidades para todos.

Buena parte de los conflictos del planeta se deben a la carencia de agua. No es posible que el Perú que queremos construir no desarrolle una política de aprovechamiento soberano de los recursos naturales, una política que garantice la explotación racional y equilibrada del agua, la tierra, los bosques, la biodiversidad, el gas y los minerales. Esos recursos de todos los peruanos contribuirán a la eliminación de la pobreza y la desigualdad. Se alentará la actividad privada sobre los recursos naturales, pero estos serán explotados en condiciones de respeto a las poblaciones, a los trabajadores y al medio ambiente.

Asimismo, avanzaremos profundamente en la política de ordenamiento territorial que nos permita establecer de manera participativa el uso racional de nuestro territorio.

Las ganancias extraordinarias de las empresas mineras deben contribuir al esfuerzo nacional en pro del combate contra la pobreza. Los contratos serán respetados y la negociación permitirá, no lo dudo, y repito no lo dudo, que esta significativa contribución beneficie a todo el país.Mi determinación es muy clara, tengo la voluntad y la convicción para alcanzar este objetivo. En ello va mi palabra y mi compromiso con el pueblo peruano.

El gas del Lote 88 de Camisea, será orientado prioritariamente hacia el consumo interno.

Ejecutaremos una política de masificación del consumo del gas natural para llevarlo a los hogares. En 5 años la ciudad de Lima podría contar con aproximadamente 400.000 conexiones.

Con la garantía de cumplir con la legislación vigente que establece la obligatoriedad del abastecimiento del mercado interno, implementaremos acciones para que se reduzca significativamente el precio del balón de GLP, lo que repercutirá favorablemente en la economía de la mayoría de la población peruana, sin introducir distorsiones en el mercado, ni fomentar el contrabando. Asimismo, masificaremos el uso del GNV como combustible barato y accesible a todos.

Insistiremos en la diversificación de la matriz energética a favor del gas y las energías renovables e impulsaremos el desarrollo de la industria petroquímica. En esa medida fortaleceremos la regulación y el acceso competitivo a las fuentes de energía para el transporte, evitando los sobreprecios.

Promoveremos la construcción de hidroeléctricas, fortaleciendo Electroperú y a las empresas eléctricas estatales regionales, y promoviendo las privadas, en un adecuado balance que otorgue prioridad a la demanda nacional. El Estado evaluará la participación de Electroperú en los nuevos acuerdos de inversión.

Reconstruiremos una verdadera Marina Mercante del Perú para ejecutar lo que dispone la Ley de Reactivación y Promoción de la Marina Mercante Nacional. Fortaleceremos el SIMA y ENAPU como empresas eficientes y buscaremos que la construcción de más aeropuertos se oriente también hacia el fomento el turismo.

Tomaremos las medidas necesarias para que el Perú tenga su línea aérea de bandera y que el mercado aéreo comercial sea más abierto y de mayor competencia, sobre todo para abaratar y ampliar la comunicación al interior del país.

En el campo de la infraestructura, se proseguirá con la ejecución de obras viales como los proyectos IIRSA Interoceánica del Sur, Interoceánica del Norte, los programas Costa-Sierray apoyaremos la elaboración y construcción de proyectos ferroviarios.

El gobierno nacional será el principal aliado de los gobiernos regionales y locales. Una de nuestras primeras medidas será la instalación de un mecanismo de relación fluida del gobierno con los presidentes regionales, incluyendo el reconocimiento de la Asamblea de Gobiernos Regionales.

Para la ejecución de las políticas públicas nacionales, el gobierno realizará reuniones descentralizadas buscando el diálogo con las autoridades regionales, alcaldes y representantes de la sociedad. Los compromisos de mutua obligación serán objeto de seguimiento desde el gobierno.

Consolidaremos el proceso del presupuesto participativo. Fomentaremos la vigencia de los Consejos de Concertación Local y Regional ahora debilitados y en algunos casos hostigados, como expresión de un enfoque de gestión compartida.

En el caso concreto de Lima, que ha crecido de forma desordenada y caótica, daremos continuidad a la inversión en transporte público en la ciudad.

Anuncio que, en el plazo de dos meses, se iniciará una nueva etapa en la reconstrucción de los pueblos del sur afectados por el terremoto del año 2007, lo que se realizará con el concurso de los batallones de ingeniería de las FFAA.

El gobierno hace eco de la alerta mundial sobre cambio climático y se compromete a fortalecer la regulación y dedicarse con seriedad a las labores de preservación de nuestra biodiversidad, del recurso hídrico y de los glaciares. Será una prioridad para nosotros la prevención de desastres.

El gobierno siente que uno de los graves problemas que provoca temor y frustración en las personas es el de la inseguridad. Se arrastran en ello 30 años de fracasos y muy pocos éxitos y los que sufren las consecuencias de la violencia del crimen organizado, el narcotráfico y el pandillaje son los más pobres. Queremos cambiar esa historia de ausencia de liderazgo político y la carencia de una política de estado eficaz en esta materia.

Es necesario desterrar la idea de que la inseguridad es un problema exclusivo de la policía. Por eso anuncio que así como el Presidente de la República preside el Consejo de Defensa Nacional, presidiré también un Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Política de lucha contra la Criminalidad para darle un carácter multisectorial.

Realizando un esfuerzo financiero del Estado, iniciaremos un proceso gradual de eliminación del sistema 1 x 1 en el servicio policial. Incrementaremos los salarios de la policía en el marco de un sistema más amplio que incluya la reforma de remuneraciones de la PNP. Activaremos un Servicio Policial Voluntario, equiparemos y conectaremos a las comisarías a la red digital, estableceremos penales fuera de Lima y de las principales zonas urbanas del país implementaremos el trabajo físico para condenados por graves delitos. Disuadiremos con penas más altas el uso de armas de fuego en la comisión de delitos de cualquier índole. En mi gobierno no habrá perdón para violadores, ni para ningún delito cometido contra un niño o una niña. Combatiremos el feminicidio y propondremos una revisión de la legislación vigente.

Ejecutaremos una política contra las drogas que consolide el modelo peruano de desarrollo alternativo integral y sostenible para convertir a los productores, hoy ilegales, en agentes de una economía legal. No seremos indiferentes frente al incremento alarmante de drogas entre los adolescentes y jóvenes. Respetaremos el debate que en torno a este tema se ha abierto en estos años, dentro y fuera del país, pero nosotros no legalizaremos ninguna droga ni tampoco los cultivos ilícitos y por el contrario los vamos a combatir.

Nuestra política antidroga será soberana y reclamará que se haga realidad la responsabilidad compartida con los países consumidores. Seremos inflexibles en el control de los insumos químicos y el combate a las bandas de narcotraficantes.

Reduciremos la superficie ilegal de sembríos de coca, no permitiremos la extensión de cultivos ilegales, menos aún en parques nacionales y zonas ecológicas. Al mismo tiempo, el Perú podrá tomar la iniciativa de una Cumbre Presidencial Regional Antidrogas con la participación de los países productores y consumidores, a cuyos presidentes he percibido muy preocupados con este tema.

La corrupción es para nosotros un elemento que debilita al Estado y afecta su desarrollo. Es, por lo tanto, un problema de seguridad. En tal sentido, defiendo la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción en agravio del Estado y la inhabilitación a perpetuidad contra sus autores o cómplices para el ejercicio futuro de cualquier función pública; propongo la supresión de las penas condicionales en las condenas por corrupción para que la prisión se cumpla de manera efectiva; y defiendo la eliminación de los beneficios penitenciarios en los casos de corrupción.

Debemos poner fin a las secuelas de la violencia terrorista que vivimos y cumplir con las reparaciones individuales y colectivas. Es necesario que las víctimas y deudos rehagan sus vidas personales y familiares, que miren con otros ojos su futuro porque viven en una patria que los incluye y que los reconoce como peruanos.

En cuanto a la Defensa nacional, en primer lugar queremos recuperar la moral de nuestras Fuerzas Armadas y equiparlas de forma adecuada. Se reformará el sistema remunerativo de las FFAA buscando cerrar la brecha salarial que existe entre los distintos grados. Esto se hará salvaguardando la obligación que tiene el Estado de honrar el pago de pensiones, que es un derecho fundamental consagrado.

Mantendremos la pensión renovable y realizaremos ajustes salariales graduales. Nuestra primera inversión militar será en el soldado. Fortaleceremos el Servicio Militar con incentivos, mejorando el pago a los conscriptos e instalando un Instituto Tecnológico de las FFAA para la enseñanza de especialidades a quienes egresan del Servicio Militar.

Ratifico mi compromiso de desarrollar una política exterior multilateral de cara a nuestra región que tanto ha cambiado en la última década. La integración en el marco de UNASUR y la Comunidad Andina de Naciones será la línea principal de acción.

La solución pacífica de los litigios internacionales es la filosofía que me inspira y particularmente en relación a nuestros diferendos con Chile. Seguros de los fundamentos de nuestra causa que defiendo ardientemente, afirmo que acataremos el fallo del tribunal de La Haya en nuestro reclamo sobre la frontera marítima y estoy convencido que Chile hará lo mismo.

Vivimos en un mundo que cambia día a día y donde emergen nuevos poderes regionales. Las condiciones están dadas para llevar adelante una fructífera integración en la región. No deseamos una economía autárquica, que se mire a sí misma, aislada del proceso de globalización. Queremos, más bien, una economía integrada. Integrada, en primer lugar, con la región y, en especial, con nuestros vecinos andinos y sudamericanos.

Nuestra región es inmensa y rica en recursos pero también en historia y en culturas comunes. Yo les quiero recordar que nuestra independencia fue un proceso regional, donde todos nos hermanamos para lograr nuestra libertad y soberanía. La heroica gesta de nuestros próceres como el general don José de San Martín y el libertador Simón Bolívar, siempre conscientes de la urgencia de la unión de los pueblos de América, fueron los precursores del impulso integrador del presente. Seguramente, escribía Bolívar, la unión es la que nos falta para completar la obra de nuestra regeneración. Este es aún objetivo pendiente para todos los pueblos de América.

El gobierno se propone reconocer y reivindicar a los 3 millones de peruanos migrantes. Para empezar, mejoraremos la defensa consular de los peruanos en el exterior y rebajaremos el costo de las remesas mediante convenios que realizará el Banco de la Nación. Deseamos que quien desea regresar lo haga y para ello fomentaremos que sea sujeto de crédito.

Los detalles de estas políticas aquí señaladas serán presentadas por la presidencia de Consejo de Ministros, como corresponde, ante el parlamento.

De la tradición militar que no olvido y llevaré en el corazón hasta la muerte conservo orgulloso la tenacidad, la austeridad y el amor por el Perú y sus intereses. En esa tradición, a diferencia de lo que piensan algunos, se sabe mandar pero también obedecer, hay jerarquía pero también fraternidad, hay disciplina pero también intercambio de opiniones.

Esa tradición se funde con el espíritu generoso del Perú, lejano al odio. No vengo en son de guerra sino en son de paz, sin venganza y sin rencor. Yo, que he sido acusado casi de todo, he aprendido a perdonar hace muchos años, antes incluso de hacer política.

Por eso, a los que aún persisten en el encono les pido que bajen sus espadas y sus lanzas.

A los que demandan salarios y derechos les digo que no bajen sus banderas pero que sepan que todo cambio, para ser sostenible, debe ser gradual y racional.

A mis partidarios les pido consecuencia, lealtad, sacrificio, inteligencia y honradez.

A la oposición la llamo a la responsabilidad. Le pido vigilancia y que, desde su posición, respete también el mandato de las urnas, su mandato y el nuestro.

Al terminar reitero que solo soy un soldado de la democracia.

Hay patria para todos
¡Viva el Perú!

Una Fina Cortesia De:
C. Jose Luis Calderon Castro
Ex-Secretario General
PAP BARRANCO
ATA MINPECO
SUTRAMIN
SEASAP
__._,_.___

domingo, 17 de julio de 2011

ELECCIONES EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL FEDERICO VILLARREAL

Por:Daniel Bautista A.

Planteamos a la Comunidad Universitaria Villarrealina algunas reflexiones, y un “Experimento Imaginario” de Elecciones de representantes de los docentes al Consejo de Facultad, en el marco del Artículo 122° del Estatuto que establece que “El Consejo de Facultad está integrado por el Decano, seis Profesores representantes de los Principales, cuatro Asociados, dos Auxiliares, seis representantes de los estudiantes, y un representante de los Graduados en calidad de supernumerario.”

Si el Reglamento Electoral, asume como referente el Art. 122° citado y exige que cada Lista que se inscriba obligatoriamente debe tener 6 principales, sólo se darían las condiciones estadísticas para la conformación de dos listas en:

1) Medicina (53 principales)
2) Ingeniería Industrial (24 principales)
3) Educación (21 principales)
4) Psicología (19 principales)
5) Ciencias Naturales (16 principales)
6) Economía (15 principales)
7) Oceanografía (13 principales)
8) Administración (12 principales).
Contraviniendo el principio que garantiza la REPRESENTACION DE LA MINORIA sólo podría armarse una lista de 6 principales en:

9) Arquitectura (08 principales)
10) Humanidades (08 principales)
11) Ingeniería Geográfica (08 principales)
12) Derecho(08 principales) (08 principales)
13) Tecnología Médica (08 principales)
14) Ingeniería Civil (08 principales).
Contraviniendo el principio que garantiza la representación de la MAYORIA Y LA MINORIA no habría elecciones en las Facultades de:

15) Ciencias Sociales (05 principales).
16) Odontología (05 principales).
17) Contabilidad (02 principales).
18) Electrónica (02 principales).
Si forzadamente y apelando a un supuesto “poder deliberativo decisorio normativo” del Comité Electoral en torno a la composición de los Órganos de Gobierno de la Universidad –que no lo tiene- se establecieran reglas que por excepción se podría aceptar la inscripción de una Lista que garantizara la representación de la MAYORÍA, … el Comité Electoral y el Reglamento que propone estaría usurpando el VOTO de los docentes, único medio de establecer la MAYORIA y la MINORIA.

El Comité Electoral NO TIENE CAPACIDAD PARA ELEGIR, no es esa su función ….

Para una mejor comprensión de nuestra visión en torno al proceso electoral en la UNFV consideremos el supuesto, de una Facultad con 05 Principales, 36 Asociados y 22 Auxiliares, donde podrían suscitarse los siguientes problemas:

1) ¿Qué sucedería –si pese a la posibilidad de inscribir una lista con 4 principales- no logran ponerse de acuerdo? ¿Hay o no elecciones? ¿Podrían inscribirse con 3? ¿con 2? ¿con 1?

2) ¿Qué pasa si 4 principales logran ponerse de acuerdo y apelando a la excepción inscriben su Lista? Obviamente estarían representando a la MAYORIA, si logran la votación de los asociados y los auxiliares.

3) Pero ¿con qué criterio y bajo que principios el Comité Electoral impediría la inscripción del docente principal que no participa del acuerdo de los otros 4? ¿Acaso su derecho deberá ser recortado: la de él y la de quienes desean votar por él y su Lista?

4) ¿No se estaría contraviniendo el principio de la representación de la Mayoría y la Minoría?

5) Supongamos, que el Reglamento permitiera inscribir:

a. una Lista “A” con 4 principales + 4 asociados y 2 auxiliares;
b. y una Lista “B” de 1 principal + 4 asociados + 2 auxiliares.
¿Puede el Comité Electoral DECIDIR que la MAYORIA le corresponde a la Lista que se inscribe con 4 principales? Obviamente que NO… El Comité Electoral NO TIENE ESE PODER, ese PODER LE PERTENECE A LOS DOCENTES.

Supongamos que la Facultad tiene 36 Asociados + 22 Auxiliares + 5 Principales con un TOTAL de 63 docentes.

Supongamos que se produce la VOTACION y:

- la Lista “A” obtiene sus 9 votos (Lista inscrita) + 10 votos de Asociados + 9 votos de Auxiliares= TOTAL 28 votos; … y

- la Lista “B” obtiene sus 6 votos (Lista inscrita) + 19 votos de Asociados + 10 votos de Auxiliares= TOTAL 35 Votos.

¿A quién le corresponde la MAYORIA?
La Lista “B” que la preside 1 Principal sería la representante de la MAYORIA por haber obtenido 35 Votos.

¿A quién le corresponde la representación de la MINORIA?
La Lista “A” sería la representante de la MINORIA, por haber obtenido 28 votos, y sólo podrían –de los 4 principales- acceder al Consejo de Facultad 2 principales.

Una votación de esta naturaleza estaría demostrando que, no es la cantidad de DOCENTES PRINCIPALES lo que condiciona o determina la CALIDAD DE LA REPRESENTACION DE LOS DOCENTES. En primera y en última instancia es el VOTO DEL DOCENTE lo que cualificará las representaciones.

Lo positivo y lo democrático es que en el Consejo de Facultad estarían representadas las tendencias de pensamiento y que su coexistencia generará una dinámica de desarrollo ajena a todo absolutismo y a toda arbitrariedad, fenómenos que se han multiplicado en razón de un mal entendido hegemonismo propiciado anclados en el pasado.

En el supuesto que hemos propuesto, la participación de los representantes de los docentes en el Consejo de Facultad asumiría la siguiente distribución:

Mayoría Lista “B”
Principales 01
Asociados 03
Auxiliares 02
06

Minoría Lista “A”
Principales 02
Asociados 01
Auxiliares 00
03

Cómo se puede apreciar del experimento, no es –y no debe ser- el Comité Electoral el que debe determinar quien es Mayoría y quién es Minoría pues estaría USURPANDO el Voto de los docentes.

No necesariamente el Consejo de Facultad debe estar conformado por 12 docentes, cifra que se establece como tope en la Ley Universitaria, y no como cifra absoluta a cumplirla, y que es pretexto para el “cubileteo cantinero” de un sector que dirige el debilitado y arcaico José María Viaña Pérez que pretende el rectorado a costa de violaciones constitucionales de los derechos de los docentes.

Concordemos nuestro Estatuto con la segunda parte del Art. 38° de la Ley Universitaria y viabilicemos se haga efectivo el SISTEMA DE LISTAS INCOMPLETAS que garantiza la cabal representación de los estamentos que conforman la Universidad.

domingo, 3 de julio de 2011

¿Es el "crecimiento" económico una categoría idónea para certificar el éxito de un gobierno?‏

video

Por: Daniel Bautista A

La propaganda y la interpelación en torno al “Crecimiento” reaparece una y otra, en el debate cotidiano, …
Se dicen muchas cosas al respecto, concordantes y discrepantes … es por ello que se requiere elaboraciones que revelen la realidad que nos circunda; y se demande de la experiencia -organizada con rigor y con método- fundamentos y referencias conceptuales para el contraste y las valoraciones correspondientes, … superando los importantes indicadores estadísticos, sospechosos en algunos casos y en otros inoportunos dando cuanta de la verdad de los hechos …
El “crecimiento” en el pensamiento de Jane Godall
En la tarea tropecé con el pensamiento de Jane Godall, (1934) naturalista e investigadora del mundo de los primates dedicada a la promoción de la VIDA, velando porque no se afecten los principios y constituyentes esenciales que la sostienen …
El CRECIMIENTO es la categoría que, de manera específica, llana y concluyente, se nos expone en el video que adjuntamos … didáctico y preciso conduce la reflexión de quien atentamente y con espíritu y mente abiertas asuma la profundidad conceptual de lo que se expone ….
Se explora el carácter del CRECIMIENTO, desde el particular enfoque de las Ciencias de la Vida … y, se nos advierte que el CRECIMIENTO:
1) es una característica primordial de la existencia,
2) que, de ningún modo es lineal e ilimitado …
3) y que, mientras ciertas partes de los organismos o de los ecosistemas CRECEN, otros DECLINAN, liberando sus elementos, reintegrándolos al medio y suministrando así recursos para un nuevo CRECIMIENTO.
De las premisas, que se nos propone en torno a lo que es el CRECIMIENTO para las Ciencias de la Vida; es posible colegir, desde la óptica de las Ciencias Sociales, que el CRECIMIENTO cuantitativo ilimitado, como el que promueven algunos peritos de la economía y experimentados políticos es INSOSTENIBLE …
El vertiginoso CRECIMIENTO de las células cancerígenas, no es una noticia que pueda entusiasmar … las células se propagan, se irradian sin que exista barrera alguna que sea la señal de un límite … y, ese CRECIMIENTO es insostenible, …. y lo es porque, cuando el organismo afligido sucumbe, las células cancerígenas mueren también.
De igual manera, un CRECIMIENTO económico cuantitativo ilimitado, dentro de una institución, una colectividad, una nación de características finitas, NO PUEDE SOSTENERSE.
Hasta aquí, el pensamiento de Jane Godall, nos remite a re - pensar que el CRECIMIENTO hasta cierto punto es señal de fortaleza, inmunidad y resistencia en el particular DESARROLLO de una entidad; y, a partir de otro punto, es signo de todo lo contrario: incapacidad, vulnerabilidad, desamparo y sometimiento…
El “crecimiento” en “El Antimperialismo y el Apra”
Este concepto de CRECIMIENTO, desde la óptica político – social - económica no es nuevo … Haya de la Torre anota que la EVOLUCIÓN en los países del Continente Indoamericano no se asemeja a la europea donde “se observa en las burguesías inglesa, francesa o alemana, que fortalecidas como clases económicas, en un largo periodo de CRECIMIENTO capturan por fin el poder político y lo arrebatan más o menos violentamente a las clases representativas del feudalismo.”
Haya anota que ese “largo periodo de CRECIMIENTO” no se ha producido en Indoamérica … ¿por qué? Porque “no hemos tenido aún tiempo de crear una burguesía nacional autónoma y poderosa, suficientemente fuerte para desplazar a las clases latifundistas …” (1928) a lo dicho añade que “A las criollas burguesías incipientes, que son como las raíces adventicias de nuestras clases latifundistas, se les injerta desde su origen el imperialismo, dominándolas.”
Después de 83 años de escrito “El Antimperialismo y el Apra” cabe preguntar, hoy Julio del 2011 ¿si existe una burguesía nacional autónoma y poderosa en el Perú y quién o quiénes la representan? o, en su defecto, sí al igual que en 1928 ¿esa burguesía fetal sigue bajo la dominación del imperialismo?
Haya señala que la presencia del Imperialismo, además condiciona nuestra evolución económica es por ello que “las etapas no se suceden como las de la transformación de un niño en hombre.” Ellas: sobreviven en Indoamérica:
1) subsiste el salvajismo en su estado “medio y superior”,
2) perdura el semi-salvaje de las tribus más desarrolladas, capaces del cultivo incipiente, cerámica, etc.–,
3) se mantienen rasgos del comunismo primitivo,
4) permanece el colectivismo agrario;
5) perseveran los restos sociales de las civilizaciones autóctonas,
6) resiste el patriarcado y
Y junto con este panorama social:
7) se mantiene dominante la civilización contemporánea,
8) arbitrario insiste el industrialismo y
9) astuto y enarbolando la libertad –del mercado- se impone el capitalismo.
A cada una de estas etapas –representadas por capas raciales de millones de hombres–, corresponden
1) grados de mentalidad, e
2) índices proporcionales de cultura.
Esta coexistencia de etapas obviamente a la fecha ha sufrido modificaciones, pero en lo fundamental se mantiene intacta las cercanías y las distancias históricas de “todas las etapas de la evolución humana”
Tornamos a renovar con Haya de la Torre, y reconociendo la persistencia de etapas históricas coexistentes, la afirmación de que: “en el curso de nuestra evolución económica las etapas no se suceden como las de la transformación de un niño en hombre.”
Y, asumiendo el concepto de CRECIMIENTO cancerigeno que nos expone Jane Godall y que anotamos inicialmente, transcribimos estas líneas escritas en 1928 de El Antimperialismo y el Apra describiendo nuestra realidad: “Económicamente, Indoamérica es como un niño monstruoso que al devenir hombre le creció la cabeza, se le desarrollo una pierna, una mano, una víscera, quedando el resto del organismo vivo pero anquilosado en diferentes períodos del crecimiento.”
El Perú del 2011, no ha dejado de ser esa “monstruosidad” económica consecuencia de la supeditación a los intereses del imperialismo (inversiones) que distorsionan nuestra economía, que destruyen nuestro entorno natural, que alteran nuestras relaciones sociales y pretenden una “modernidad” que al imponerse provoca el CRECIMIENTO cancerígeno y monstruoso de nuestra economía.
Es por ello, que Haya de la Torre anota que “Las industrias que establece el imperialismo en las zonas nuevas, no son casi nunca manufactureras, sino extractivas de materia prima o medio elaboradas, subsidiarias y subalternas de la gran industria de los países más desarrollados.” Este párrafo es posible suscribirlo, hoy en día Julio del 2011, pues se corresponde, esencialmente, con la realidad de nuestro CRECIMIENTO.
CRECIMIENTO distorsionado “Porque no son las necesidades de los grupos sociales que habitan y trabajan en las regiones donde aquéllas se implantan las que determinan su establecimiento: son las necesidades del capitalismo imperialista las que prevalecen y hegemonizan.”
CRECIMIENTO que es promovido y defendido por “las criollas burguesías incipientes, que son como las raíces adventicias de nuestras clases latifundistas, se les injerta desde su origen el imperialismo, dominándolas”
Haya, en su afán de ejemplificar y ubicar a los colaboradores del imperialismo cita las palabras de Manuel Vicente Villarán, abogado de empresas extranjeras “y defensor interesado de las inmensas concesiones petroleras que hiciera el gobierno "civilista" peruano de José Pardo a la Standard Oil Company”
"Es para el país, señores senadores, un gran beneficio en mi concepto que vengan a nuestro territorio grandes empresas extranjeras; y lejos de mirarlas con recelo debemos fijarnos que ellas significan un paso adelante en lo que más debe interesarnos, que es el desarrollo industrial del país... He ahí por qué el Perú y una gran parte de los países latinoamericanos deben tener como punto fundamental de su política el atraer los capitales extranjeros, representados por grandes empresas, que cuanto más grandes sean, más les conviene al país darle facilidades para su establecimiento, porque estas grandes negociaciones son las únicas que tienen recursos y aptitudes suficientes para obras de gran aliento. Lejos, pues, de ver con temor, debe ser motivo de satisfacción que una de las más grandes entidades industriales de nuestra época -(la Standard Oil Co.)-, haya venido a traer sus capitales y su experiencia al Perú, para convertir al país tal vez en uno de los más grandes productores de petróleo..." "La Cuestión Brea y Pariñas" - Discursos Parlamentarios. Imprenta del Estado, Lima, 1928, págs. 115-116.
Por lo que se aprecia, el discurso no ha perdido vigencia y los “Manuel Vicente Villaran” han sido clonados, y pululan por los barrios de la política del mercado neoliberal … el tiempo ha pasado pero la lógica de las relaciones internacionales siguen siendo, casi las mismas que hace 83 años.
……………………………………..
Fuentes:
• (Haya de la Torre, V.R. (1928) El Antimperialismo y el Apra. Lima Perú: Librería Editorial Juan Mejía Baca. Obras Completas T. IV, Nota Preliminar a la Primera Edición -25 de Diciembre de 1935, págs. 18 -19)
• (O. C. Vol. 4. Víctor Raúl Haya de la Torre, Editorial Juan Mejía Baca; El Antimperialismo y el Apra: Capitulo II El Apra como Partido – 23 de mayo de 1928 – págs. 89/90)
• (O. C. Vol. 4. Víctor Raúl Haya de la Torre, Editorial Juan Mejía Baca; El Antimperialismo y el Apra: Capitulo VIII EORGANIZACION DEL NUEVO ESTADO, 23 de mayo de 1928 – pág. 183)
• (Haya de la Torre, V.R. (1928) El Antimperialismo y el Apra. Lima Perú: Librería Editorial Juan Mejía Baca. Obras Completas T. IV, IX. Realidad Económico-Social, pág. 201/202)
• (Haya de la Torre, V.R. (1928) El Antimperialismo y el Apra. Lima Perú: Librería Editorial Juan Mejía Baca. Obras Completas T. IV, IX. Realidad Económico-Social, pág. 202)